Se arreglan las aceras y se reordena el arbolado de siete calles de Parquesol

Cumpliendo lo decidido en los presupuestos participativos, está en marcha desde mediados de noviembre la actuación en siete calles de Parquesol, con el objetivo de mejorar la accesibilidad y reparar aceras y pasos de peatones. Complementariamente, y derivado de las anteriores obras, se modificarán algunos puntos de alumbrado, redes de riego y abastecimiento, renovación del pavimento en algún tramo de aparcamiento, formación de pavimentos terrizos en parterres longitudinales y arbolado de medianas. También se están arbolando y realizando el ensanche de las medianas en los pasos de peatones, que no solo mejora la accesibilidad en sentido estricto sino especialmente la seguridad peatonal, lo que era especialmente demandado. Se quiere conseguir, por último, que haya árboles en todas las calles; ya que algunas (como Mateo Seoane, Adolfo Miaja o un buen tramo de Eusebio González) están sin arbolado alguno.

Una operación de cierta complejidad derivada de la necesidad de reparar las aceras que han sido levantadas por las raíces de algunos árboles. Se ha intentado mantener el máximo de los árboles existentes. En algunos casos se han dispuesto alcorques de mayor tamaño o alcorques corridos, pero siempre que permitan la disposición de aceras suficientemente amplias. También se van a suprimir algunos árboles pegados a fachadas (que se trasplantarán). Por último, se intenta suprimir el conflicto entre algunos árboles con farolas o semáforos. En algún caso desplazando las farolas (Garrote Tobar). Pero también, en las nuevas plantaciones, corrigiendo la interdistancia (que, por tanto, no será homogénea, salvo en las medianas), para evitar afectar a las farolas instaladas.

En el esquema adjunto puede verse el conjunto de la actuación. Los datos globales son elocuentes; pues de los 307 árboles existentes en las calles citadas se eliminan (o trasplantan, en algún caso) 63; se mantienen 244 y se plantan 180 nuevos árboles (todos de gran porte, excepto 12). En el plano adjunto puede verse pormenorizadamente la actuación. Un caso singular es el de la Plaza Marcos Fernández, donde para mantener 4 grandes árboles se construirá un amplio alcorque que obligará a desplazarse a los peatones hacia el interior de la acera.

Esta actuación responde, como se ha dicho, a la aprobación de los presupuestos participativos. Pero lo lógico es que en años sucesivos de amplíe el ámbito a otras calles del mismo barrio en las que también se sufre un deterioro semejante del pavimento de las aceras.

Comentarios de Facebook

Publica un comentario