AQUAVALL y la Fundación INEA firman un protocolo de colaboración para el fomento del consumo de agua del grifo

La concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad y presidenta del Consejo de Administración de AQUAVALL, María Sánchez, y el presidente de la Fundación INEA, Félix Revilla, han firmado esta mañana este protocolo que afianza el compromiso del Ayuntamiento y Aquavall con las instituciones, en este caso con la FUNDACION INEA, para el desarrollo sostenible.

Este protocolo de colaboración entre La Fundación INEA y AQUAVALL contempla acciones para fomentar el beber agua corriente y evitar el consumo de envases de plástico de un solo uso. Para ello la Escuela de Ingeniería Agrícola de Valladolid desarrollará la campaña «Rellena, manda un mensaje con tu botella». Es una acción financiada parcialmente por el Ayuntamiento de Valladolid a través de su convocatoria de subvenciones para el fomento de la Economía Circular. Con ella, INEA responde a su compromiso en el cuidado de la Casa Común.

INEA promocionará la utilización de botellas recargables y el consumo del agua de grifo dando a conocer los puntos donde es posible rellenar las botellas, sean públicos, privados, fuentes, comercios, centros cívicos, polideportivos, estadios, centros comerciales… La web rellena.es operativa a partir de mayo, presentará un mapa donde estarán marcados cada uno de esos lugares donde es posible encontrar agua sana y gratis. La sensibilización ya ha iniciado en centros escolares, en los huertos ecológicos y urbanos de Valladolid, en la Granja Escuela Las Cortas de Blas. Con el apoyo de Entreculturas se llegará a muchos escolares en este proceso de sensibilización a través de cómic, concursos de redacción sobre el mensaje en una botella que alerte sobre el peligro del plástico.

Para el presidente de la Fundación de INEA, Félix Revilla, las empresas envasadoras de agua y refrescos ponen el acento en el reciclaje, lo que es su obligación, cuando en realidad debe estar en la prohibición del uso de envases de plástico de un sólo uso, de los que se fabrican dos millones por minuto en el mundo, envenenando el planeta. «Ante este sadismo ambiental, los ciudadanos tenemos que reaccionar negando esta realidad con un consumo responsable, hasta que llegue el día en que la Unión Europea y los países se atrevan a legislar contra este uso indiscriminado de envases de plástico promovido por un lobby de envasadores».

Comentarios de Facebook

Publica un comentario